Las claves de la hidratación

Hay algo que en tu plan de entrenamiento nunca puede faltar: estar correctamente hidratado.

Ciclismo a Fondo para San Miguel 0,0 Isotónica

¿Qué pasa cuando te deshidratas?

El proceso afecta a tu rendimiento y a otras funciones de manera progresiva, en función del porcentaje de líquido perdido respecto de tu peso:

¿Qué puede ocurrir si estás deshidratado?

  • Sensación de sed
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de rendimiento físico
  • Calambres musculares
  • Fatiga
  • Orina escasa y más oscura
  • Mareos
  • Mayor riesgo de lesiones
% de pérdidas
Consecuencias
2%
Baja tu capacidad de termorregulación.
3%
Se reduce tu resistencia, puedes notar mareos y calambres musculares, puedes desmayarte y tu cuerpo puede llegar hasta los 38º C.
4 a 6%
Pierdes fuerza muscular, fuerte dolor de cabeza, contracturas musculares, tu temperatura corporal puede subir hasta los 39º C.
7 a 8%
Sensación de agotamiento total, contracturas musculares fuertes, hormigueo y adormecimiento de los músculos, puedes sufrir fallos orgánicos y llegar a sufrir un golpe de calor.
+ 10%
Tu vida corre peligro.

¿Sirve cualquier líquido?

Sentir sed es algo que todo el mundo identifica, sin embargo un ligero dolor de cabeza puede ser uno de esos síntomas de deshidratación que pasamos por alto. Se impone una hidratación rápida y efectiva para compensar lo antes posible la pérdida de fluidos. Los líquidos isotónicos son los recomendados por los expertos para hidratarse durante y después del deporte.

Todos los líquidos hidratan, pero en función de la concentración de sustancias que tengan disueltas el efecto es diferente en nuestro cuerpo, por lo que su eficacia en la rehidratación varía. Según las distintas concentraciones, los líquidos puedes ser hipotónicos, isotónicos o hipertónicos.

Hipotónico

Su concentración en sustancias diluidas es menor a la del plasma sanguíneo.

Isotónico

Su concentración en sustancias diluidas es muy similar a la del plasma sanguíneo.

Hipertónico

Su concentración en sustancias diluidas es mayor a la del plasma sanguíneo.

¿Qué pasa en tus células cuando te hidratas?

Las células de nuestro cuerpo interaccionan constantemente con el medio. Intercambian agua y sustancias de su interior con el exterior hasta conseguir un equilibrio de concentraciones. Esto es lo que sucede en las células cuando se encuentran en 3 situaciones distintas:
Hipertónica

Líquido hipertónico

Cuando tomas un líquido muy concentrado, hipertónico, el agua de tus células sale para compensar la alta concentración exterior.

El resultado es una deshidratación hipertónica.

Hipertónica

Líquido hipotónico

Si la concentración es baja, hipotónico, el movimiento del agua extracelular es hacia el interior de la célula, que se hincha, con el resultado de una deshidratación hipotónica.

Hipertónica

Líquido isotónico

Al tener una concentración similar de sustancias disueltas, el intercambio de agua y sustancias está equilibrado y la hidratación es óptima.

¿Qué y cuánto beber?

Activo
Activo